miércoles, 14 de enero de 2015

CHARLIE HEBDO CONTRA EL TOTALITARISMO


Cuando se produce un hecho violento como el acontecido en París es preciso ser concisos al identificarlo. Después llegará el turno de los analistas, sociólogos/as, periodistas, expertos/as e historiadores/as.

Quienes asesinaron a gran parte de los dibujantes de Charlie Hebdo son defensores del totalitarismo puesto que son partidarios de suprimir los derechos y libertades usando la violencia y se burlaron de la voluntad de la mayoría, puesto que las caricaturas son una expresión de democracia. Los yihadistas querían asesinar la libertad de expresión y eligieron una revista que destacaba por su radicalismo libertario, su rebeldía, su ateísmo, su crítica a que las religiones se inmiscuyan en la vida política y social y sean algo más que una decisión personal.

El fanatismo religioso añade un componente más al totalitarismo de que hicieron gala los yihadistas al asesinar a otras personas, incluidos miembros de su misma religión, que nada tienen que ver con su manera de practicarla.

Su comportamiento busca, igual que la extrema derecha francesa del Frente Nacional, hacer imposible la integración de los más de cuatro millones de musulmanes franceses resaltando las diferencias identitarias y convirtiéndolas en la marca de separación de civilizaciones contra la que luchaba el humor y la sátira de Charlie Hebdo. Fueron personas excepcionales porque aun sabiendo el peligro que corrían se mantuvieron, como señala H. Arendt, internamente libres:
Sí sabemos que hubo seres excepcionales que, perdidos en un océano de confusión, de muerte y de terror, supieron discernir lo más elemental del comportamiento humano y se mantuvieron internamente libres para discernir lo que estaba bien y lo que estaba mal. Seres excepcionales para actuar con normalidad en momentos excepcionales. Su existencia nos regala la esperanza en el género humano, ayer y hoy.

8 comentarios:

  1. Solo una cosa, cuando un tercio de la humanidad pide libertades, tres cuartas partes solo piden algo para comer y terminar el día, mientras que esto no se iguale seguirán saliendo grupos de eso o peor calado.
    Ayer pude ver un primer programa, creo que fue en Antena 3 sobre países peligrosos y hablaba de la extracción del coltán y de quien se beneficiaba de ello, me repito, mientras que estas situaciones no se resuelvan, habrá yihadismo o cualquier otro tipo de terrorismo, occidente llama totalitarismo a todo lo que no sea como el desea, ejemplo a lo largo de la historia, muchos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Los yihadistas que asesinaron eran franceses, no han pasado hambre jamás, han tenido enseñanza publica de calidad y sanidad asegurada, llevaban buenos móviles en sus bolsillos y vivían en un barrio de trabajadores/as como en el que he vivido yo y vivo.

    ¿Por que surge la extrema derecha en toda Europa? ¿También es por falta de alimentos?

    No me sirve ese razonamiento aun siendo cierto. El 90% de las muertes por terrorismo fundamentalista son musulmanes pobres.

    Y justamente era esto lo que denunciaba satíricamente Charlie Hebdo.

    Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ánimo de polemizar, ya la he tenido con Eva, te comento que durante los tres años de la carrera colaboré con el departamento de emigración de la Universidad, no me considero especialista, pero si que durante ese tiempo pude contactar y conocer diversidad de problemas que hacen moverse a la gente de múltiples maneras: más tarde, trabajando con Cruz Roja puede conocer en vivo nuevos problemas de la gente, puede que esos terroristas franceses no pasaran hambre como sus familiares que están en el otro lado, pero si que se enfrenta diariamente al racismo, al paro y a la discriminación; un paro que se multiplica por varios números si la comparamos con el resto de ciudadano franceses o españoles.

      No me gusta dar consejos pero hay una película Francesa que dibuja perfectamente el problema que se plantea en ese país, concretamente en París, se titula "El odio" su director Mathieu Kassovitz fué estrenada en 1995 y si la vez puede que muestre algo de luz al problema pero no toda la luz.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No olvides que yo estoy muy cerca de sus problemas también desde hace muchos años y cada día.

      Y vuelvo al punto inicial, todo esto no justifica ni hace comprensible un totalitarismo indecente, brutal y violento tintado de fanatismo religioso. Y era eso de lo que se reía, y se ríe, Charlie Hebdo.

      Procuraré ver la película.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Reflexiono sobre éste asesinato múltiple y otros que cometen los sicarios de cualquier creencia. armados y financiados por oscuros intereses y no encuentro justificación para ninguno de ellos. Matar a seres inocentes en nombre de cada dios o para que ondee un trapo diferente en un asta no merece una respuesta distinta que el rechazo social y además el que la acción de la justicia determine. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la causa sea justa, la violencia la deslegitima. Soy siempre contraria a la violencia. Así que estamos de acuerdo.

      Un beso

      Eliminar

  4. Nada que añadir.
    Sólo que ojalá no se repitiese/repita más... aunque creo que, por desgracia, no será así... muchos años y mucha historia repitiendo los mismos terribles errores...
    Siento ser hoy tan pesimista...

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También soy pesimista, o realista mejor dicho.

      Besos!!

      Eliminar

Tus comentarios siempre aportarán otra visión y, por ello, me interesan.