sábado, 29 de marzo de 2014

FRANKLIN D. ROOSEVELT

DOROTHEA LANGE

Hemos tenido que enfrentarnos a los tradicionales enemigos de la paz social: los monopolios empresariales y financieros, los especuladores, los banqueros sin escrúpulos, aquellos que promovieron los antagonismos de clase o el seccionismo y quienes se enriquecieron a costa de la guerra.
Todos habían llegado a pensar que el gobierno de Estados Unidos no era más que un mero instrumento al servicio de sus propios intereses. Ahora sabemos que un gobierno en manos del capital organizado es igual de peligroso que un gobierno en manos del crimen organizado.
Nunca antes habían estado esas fuerzas tan unidas contra un candidato como lo están en la actualidad. Su odio hacia mi es unánime y lo asumo satisfecho.

FRANKLIN DELANO ROOSEVELT, Discurso en el estadio de Madison Square Garden de Nueva York, 1936.

4 comentarios:

  1. Tal cual... muy bueno.
    Legalidad, ilegalidad y... alegalidad.

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un antisistema ¿verdad?
      Pues ya ves...

      Besos.

      Eliminar
  2. Por lo menos la historia nos demuestra que sí nos ponemos de acuerdo, el progreso y la libertad son posibles. Otra razón más para la esperanza. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo imaginar a ningún político actual decir esto. Él no lo tuvo fácil ni conviene mitificar a nadie pero resulta admirable este fragmento.

      Un beso.

      Eliminar

Tus comentarios siempre aportarán otra visión y, por ello, me interesan.